old

db1_2996_r

Foto de Josep Esquirol al inicio del siglo XX, mostrando el lavadero público y su fuente.  Un texto de septiembre de 1996 sobre un tablón cerca del lavadero indica : “Desde los inicios del pueblo de L'Escala el abastecimiento de agua potable era uno de los problemas principales.  Hasta que se inauguró este lavadero y la fuente al lado, la población tenía que recoger agua de lluvia con cisternas o usar el agua de los pozos del pueblo que era salobre por la proximidad del mar.  En el año 1796, el agua potable del manantial de la Fornaca, a 1,4 km de distancia, se canalizó hasta aquí.  Diez pilares de piedra agujereados para que saliera el aire facilitaban la circulación subterránea del agua. Esto supuso un importante cambio en las costumbres y la calidad de vida.  En 1887 se construyó el lavadero utilizando la reguera del Molino para aprovechar el agua corriente.  En el año 1916, finalmente, el alcalde Joan Baptista Gou i de Palol inauguró la portada de agua corriente a la villa en medio de una gran fiesta popular.”
El mismo lugar, en octubre de 2011, junto en la fuente del Pedró, cerca del Museu de la Sal (Museo de la sal).  Por cierto, la carretera se llama Camí de la Font (camino de la fuente).  En este lugar comienza el camino forestal que va hacia Empúries.