old

db1_2129_r

Siguiendo el paseo, después de la pequeña Plaça del Universo (¿ha visto al Pequeño Príncipe y su zorro?), llegamos a la playa de Riells.  En la época (postal de 1957), la playa era desértica, los pastores pasaban con sus rebaños de ovejas… Muy al final, a la derecha, se distingue la Casa Gran.
Ahora (fotografía de marzo de 2011), sólo la arena se acuerda.